• TAN.

    Una vez, cuando creí que debía encajar en el mundo me sentí vendida.   Me vendí por un pan, me vendí por un TAN.   Tan rica, tan profesional, tan madura.   Tan fuerte, tan grande, tan tenaz.   Tan arriesgada, tan seria, tan ejecutiva…   TAN vomitiva.   Lo malo no es estar en el sistema, lo malo es estar en el sistema sabiendo que no eres parte de él.   Lo bueno es que, al venderme, me arranqué trozos de mí y fui tirándolos por el camino, hasta que un día me tropecé con mi corazón negro azulado, lo miré de frente y lloró, pidiéndome que le devolviera su…

  • No hay más.

    No hubo mejor regalo que dejarte ir. Mejor llanto invertido, mejor despertar. No hubo mayor pena, mayor confianza,   mejor desertar. No existe ningún anhelo, ningún mirar, ningún esperar. No hay mayor verdad, mejor comprender, mejor escuchar. No existes más en mis expectativas, te volviste real. Ahora sí te puedo aceptar. Bettina Bustamante.  

  • Te amo así.

    Te amo así: con 30 o más. Te amo así: soltera. Te amo así: con barriga, sin carrera, ¡LIBRE!. Te amo así: amando a tu gato, comiendo pizza de madrugada, tomando cerveza en un bar de «hombres», mirando revistas de decoración, escuchando música clásica, escribiendo. Te amo así: obsesiva, frustrada, dolida, tocada, hundida, fuerte, bulímica, sobrada, amada. Te amo así: con tu negro pelo al viento, amando los árboles, las montañas, la vida, los seres, ¡LA VERDAD!. Te amo así: vegetariana, carnívora, limpiando, cocinando, creyendo, perdonando, sintiendo, viviendo, leyendo a Kafka y a Chopra. Te amo sirviendo. Te amo en tu egocentrismo, en tus excesos, tus descuidos, tu paz y…