• ELLA.

    Se fue, se esfumó, se expandió, se volvió ella y nada más.   Se convirtió en lo que era, lo que debía ser, lo que había venido a ser, y lo que fue.   Jamás la volvieron a ver haciendo algo que no fuera ELLA.   Bettina Bustamante.  

  • TAN.

    Una vez, cuando creí que debía encajar en el mundo me sentí vendida.   Me vendí por un pan, me vendí por un TAN.   Tan rica, tan profesional, tan madura.   Tan fuerte, tan grande, tan tenaz.   Tan arriesgada, tan seria, tan ejecutiva…   TAN vomitiva.   Lo malo no es estar en el sistema, lo malo es estar en el sistema sabiendo que no eres parte de él.   Lo bueno es que, al venderme, me arranqué trozos de mí y fui tirándolos por el camino, hasta que un día me tropecé con mi corazón negro azulado, lo miré de frente y lloró, pidiéndome que le devolviera su…

  • Mi gato y su bulimia.

    Mi gato Serpentín tiene diez años y tiene un poquito de barriga, mis amigos dicen que está gordo, mis compañeros de trabajo que es fat, yo digo que tiene curvas, como yo, pero él se empeña en que está obeso, no ve la realidad. A ver, si soy realmente objetiva, está un pelín pasado de kilos, pero nada del otro mundo, lo normal vamos, ¿quién es perfecto en esta existencia de locos? (si la perfección la vemos desde el prisma social de la belleza física actual, que tanto daño hace, por cierto) que me presenten al primero, por favor. El tema es que ama y odia comer, todo a la vez. Creo…

  • Sin mí.

     Me cansé de tus excusas, de tu ausencia. Me agotó tu infancia, tu dolor. Me absorbió tu ego, tu soledad, tú mismo. Me robaste la dignidad, el amor, la paciencia. Me despido de la espera, de la dependencia, del hogar soñado, de ti… Me voy a buscarme, sin mí. Bettina Bustamante.    

  • Te amo así.

    Te amo así: con 30 o más. Te amo así: soltera. Te amo así: con barriga, sin carrera, ¡LIBRE!. Te amo así: amando a tu gato, comiendo pizza de madrugada, tomando cerveza en un bar de «hombres», mirando revistas de decoración, escuchando música clásica, escribiendo. Te amo así: obsesiva, frustrada, dolida, tocada, hundida, fuerte, bulímica, sobrada, amada. Te amo así: con tu negro pelo al viento, amando los árboles, las montañas, la vida, los seres, ¡LA VERDAD!. Te amo así: vegetariana, carnívora, limpiando, cocinando, creyendo, perdonando, sintiendo, viviendo, leyendo a Kafka y a Chopra. Te amo sirviendo. Te amo en tu egocentrismo, en tus excesos, tus descuidos, tu paz y…