Poemas

Mis palabras están en huelga.

Mis palabras están en huelga, se enfadaron conmigo y decidieron desaparecer.

Huyen de mí como animales maltratados y mis dedos gastados lloran por la ausencia de su suave tacto, de su susurro, de su paz.

Las entiendo, me dejé llevar por el ruido y las recluí en la parte izquierda de mi cerebro, abandonándolas en la desdicha de los números, el reloj y el deber.

Me gritaban desde ese rincón que compartían con los colores, la música y el sol…

y yo…

sorda

y ciega

perdida en mi laberinto de duda, bloqueo y miedo,

no las oí.

Yo, me quedé amando la tristeza, única compañera de la soledad y la obligación.

Me olvidé de su lindo sabor, de sus finas líneas, de su sentido perfecto, de su eco y su melodía, de su abrazo, del momento, de mí.

Las desterré,  y abracé a mi ego como única parte de mi ser, construyendo paredes de vergüenza y matando mi creatividad con adicciones.

Ahora que lo tengo todo, entendí que no tengo nada sin ellas.

Las necesito para volar

y ahora ellas no me quieren hablar.

Bettina Bustamante.

Soy escritora y estudiante de psicología. Además, una Resiliente: he convertido mi dolor en algo hermoso como es la Poesía; soy mejor porque he sufrido. A través de mi experiencia personal y mis conocimientos, ayudo a mujeres a superar todo tipo de abusos y salir fortalecidas de esas experiencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.