• Personas

    Hay personas  que nos curan sin saber,  que nos aman sin esperar y, que nos miman sin estar.

  • Esto es irse.

    Irse es verte en mis sueños y despertar con agua en las mejillas, de la risa, del mar. Y es sobresaltarme por la realidad de encontrar sólo llanto, por la soledad. Es dejarte en el lugar donde sólo huele a nosotras y sólo nosotras sabemos a qué huele la confianza, la nuestra, la cierta, la tuya y la mía; mi amiga, mi madre, mi clan. Te extraño, aunque no lo quiera saber, aunque viva en un mundo inventado para mí, donde prefiero no llamarte para recordarte en el momento pausado del último café. Irse es regalar tesoros, concretar, saltar al vacío sin mirar arriba porque sé, que no hay nadie…

  • Poesía

    Antes de ti no había más que vacío, hueco, negro. Ni mis átomos entendían su verdad.  Trajiste ritmo, colores, electricidad.  Le diste sentido al todo.

  • Gatas Callejeras

    Todas mis palabras están enredadas a ti, te adoran, te mecen, te estrujan y te miran, no saben qué decir.   Bailan con tu voz, te acechan, te persiguen, te enaltecen y te sienten.   Están dementes con tu olor, como gatas callejeras, flacas y sedientas por ti.   Te arrullan, ronronean, saborean tu sudor, te inhalan y te aprietan.   Se volvieron sordas, absortas, escarcha, y humo en mí.   Me las robaste, devuélvemelas y ven con ellas para que no se queden mudas conmigo.   Bettina Bustamante.

  • ELLA.

    Se fue, se esfumó, se expandió, se volvió ella y nada más.   Se convirtió en lo que era, lo que debía ser, lo que había venido a ser, y lo que fue.   Jamás la volvieron a ver haciendo algo que no fuera ELLA.   Bettina Bustamante.  

  • TAN.

    Una vez, cuando creí que debía encajar en el mundo me sentí vendida.   Me vendí por un pan, me vendí por un TAN.   Tan rica, tan profesional, tan madura.   Tan fuerte, tan grande, tan tenaz.   Tan arriesgada, tan seria, tan ejecutiva…   TAN vomitiva.   Lo malo no es estar en el sistema, lo malo es estar en el sistema sabiendo que no eres parte de él.   Lo bueno es que, al venderme, me arranqué trozos de mí y fui tirándolos por el camino, hasta que un día me tropecé con mi corazón negro azulado, lo miré de frente y lloró, pidiéndome que le devolviera su…

  • Un agujero.

    ¿Cómo hacer un agujero en este muro que te cubre? No pido romperlo, sólo hacer un agujero por donde entrar y salir de vez en cuando. Un agujero que no te haga sentir amenazado. Un agujero que no te haga sentir controlado. Un agujero donde pueda depositar mi amor, sin tener que llevármelo, sin condiciones, sin peaje, sin retorno. Bettina Bustamante

  • Entreguémonos.

    ¿Y si compartimos las miradas? ¿y la almohada? ¿y la tierra? ¿y si nos enredamos? ¿y si nos enraizamos?   Bettina Bustamante.

  • Mi gato y su bulimia.

    Mi gato Serpentín tiene diez años y tiene un poquito de barriga, mis amigos dicen que está gordo, mis compañeros de trabajo que es fat, yo digo que tiene curvas, como yo, pero él se empeña en que está obeso, no ve la realidad. A ver, si soy realmente objetiva, está un pelín pasado de kilos, pero nada del otro mundo, lo normal vamos, ¿quién es perfecto en esta existencia de locos? (si la perfección la vemos desde el prisma social de la belleza física actual, que tanto daño hace, por cierto) que me presenten al primero, por favor. El tema es que ama y odia comer, todo a la vez. Creo…